Enfermeras y enfermeros, preparados para el mundo actual

En la actualidad, la labor de las y los enfermeros es proteger a los pacientes y mantener su dignidad durante las intervenciones de prevención, tratamientos y cuidados; además, debe ser consciente de la importancia de trabajar en colaboración con otros profesionales de salud.

En el estado de Puebla, una de las mejores opciones para estudiar es en la Escuela de Enfermería Angelópolis, una institución comprometida en formar profesionales de gran calidad humana, comprometidos, con conciencia social y visión a futuro.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un sistema sanitario basado en la atención primaria de salud “orienta sus estructuras y funciones hacia los valores de la equidad y la solidaridad social, y el derecho de todo ser humano a gozar del grado máximo de salud que se pueda lograr sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.  

La organización también lamenta exista una escasez de personal sanitario en las Américas de casi 800 mil profesionales, sumada a la distribución desigual del personal, pues la mayoría se concentra especialmente en las zonas urbanas o con mayor recurso económico.

Los estudiantes serán capaces de responder ante las necesidades sanitarias de los ciudadanos, vigilar el avance de sus tratamientos (o modificarlos), así como mantener altos estándares de calidad y seguridad en todas sus acciones.

Hay que recordar que en América Latina la prescripción de medicamentos por parte de los y las enfermeras está prohibida en muchos países; sin embargo,  México sí cuenta con una regulación que les permite prescribir medicamentos ante la ausencia del médico cuando se presenta una situación de urgencia.

Poner énfasis en la atención primaria ayudará a satisfacer las necesidades y circunstancias de las personas, las familias y las comunidades en materia de salud; asegurando que los pacientes reciban un tratamiento integral de inicio a fin.