La perspectiva de género en Enfermería

Cada vez más son las voces para alcanzar una perspectiva de género en el sector salud, caso específico de las profesionales en Enfermería, pues de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 70% del total de las personas que trabajaban en el sector sanitario y social en América Latina son mujeres.

Sin duda las mujeres representan un porcentaje mayor en comparación de los hombres que se encuentran dentro del sector de Enfermería, sin embargo, el informe de la OMS (2019) revela que persiste una brecha salarial de género del 28%, y solo 1 de cada 4 puestos de liderazgo en el sector salud son ocupados por mujeres.

¿Qué sucede? ¿Por qué la representación de las mujeres no es equitativa en los puestos de liderazgo y en la cuestión salarial? Durante la Pandemia por COVID-19 el panorama ha mostrado la importancia de revalorar el trabajo del sector salud, pero sobre todo de las mujeres quienes han estado en primera línea en la atención al paciente y, además, en el cuidado de su familia y su hogar.

Es vital que las instituciones de educación en salud se unan al llamado activo de millones de mujeres profesionales de enfermería que brindan atención directa, a las personas que acuden a los servicios médicos, y que también son madres de familia, hijas, esposas, responsables de su hogar.

Abrir espacios donde se identifique la magnitud de este impacto y las diferencias entre mujeres y hombres es fundamental para diseñar estrategias de intervención con perspectiva de género, donde se prevenga ante posibles señales de alerta de un desgaste físico y mental producto de las jornadas extenuantes de trabajo en el período de la emergencia.

Hablar de perspectiva de género es sumarse a la enorme tarea de la comunidad internacional, donde se garantice una efectiva prevención, mitigación, respuesta y recuperación durante y después de esta pandemia para impulsar un nuevo contexto global más igualitario, solidario y resiliente.

Difundir los informes elaborados por la OMS también establece una línea de pronunciamiento social e institucional con el fin de hacer valer los derechos para todas las profesionales en Enfermería, pues desde la educación formamos a valioso recurso humano que brindará una atención de excelencia en el sector salud.