Movilización de los pacientes

¿Qué es la movilización de los pacientes? La manipulación manual de cargas y por lo tanto la movilización de pacientes es responsable, en mi vos casos, de la aparición de fatiga física e incluso de lesiones que pueden producir de una forma inmediata o por la acumulación de pequeños traumatismos aparentemente sin importancia.

Las lesiones musculo-esquelética pueden producir en cualquier zona del cuerpo, pero son más sensibles los miembros superiores.

Riesgos de la movilización manual de pacientes

Los riesgos de concretan en el manejo de cargas pesadas durante largos periodos de tiempo o bien en periodos cortos pero de manera repetida, todo ello unido a la frecuencia con la que se lleva acabo dicha tarea.

La higiene postural tanto estática como dinámica es un factor fundamental a la hora de realizar no solo una adecuada movilización de personas, sino para cualquier tipo de manipulación de cargas o esfuerzo.

Los movimientos forzados en la espalda con o sin carga, pueden llevar al límite a los mecanismos de protección y compensación. Los movimientos forzados pueden lesionar las articulaciones, lesionar ligamentos y provocar contracturas musculares.

La debilidad de la musculatura debida al sedentarismo o falta de actividad física apropiada, supone un factor de riesgo añadido a los intrínsecos a las tareas de movilización de pacientes.

El paciente en ocasiones provoca movimientos bruscos no previstos o inesperados que los profesionales del sector sanitario tienen que asumir en el intento de evitar posibles lesiones o caídas del paciente con problemas de movilidad.

Movilización del paciente ayudados por una sábana

Se realiza entre dos personas, situados uno a cada lado de la cama.

1. Para esta técnica nos ayudamos de una “entremetida” que es una sábana doblada en su largo a la mitad.

2. Se la colocaremos al paciente por debajo, de forma que llegue desde los hombros hasta los muslos.

3. Para ello colocaremos al enfermo en decúbito lateral, lo las próximo a un borde de la cama y meteremos la “entremetida” por el lado contrario al que está girado, luego lo volveremos al otro lado y sacaremos la parte de entremetidas que falta de colocar.

4. Una vez colocada la entremetidas se enrolla está por las laterales sujetándola cada persona fuertemente pudiendo así mover al paciente hacía cualquier lado de la cama evitando las fricciones.

Movilización del paciente hacía un lateral de la cama

El auxiliar de enfermería o velador se coloca en el lado de la cama hacía el cual va a trasladar al enfermo y colocará el brazo más próximo paciente sobre su tórax:

1. Frenaremos la cama y la colocaremos en posición horizontal, retirando las almohadas y destapando al paciente.

2. Pasaremos un brazo bajo la cabeza y cuello del paciente hasta el hombro las lejano

3. Colocar el otro brazo por debajo de la zona lumbar

4. Una vez sujeto con ambos brazos, tiraremos suave y simultáneamente del paciente hacía la posición deseada.

5. Una vez desplazada esa parte del cuerpo, situaremos uno de nuestro brazos bajo los glúteos y el otro bajo el tercio inferior de los mismos, procediendo a desplazar la otra parte del cuerpo del paciente hacía la posición deseada

6. Si el enfermo es corpulento debe realizarse entre dos personas

Conclusión: Es importante que como personal de enfermería conozcamos movilizaciones del paciente, para así evitar incidentes con los pacientes.

También es importante hablar con los pacientes para que ellos puedan poner de su parte, explicarles lo que se realizará y como se realizará.

Referencias:

https://www.fundacionsigno.com/bazar/1/HPALENCIA_PRL_MOVILIZACION_MANUAL_PACIENTES.pSantiago Martínez Fernández. . , 2 de Agosto del 2009df. Accessed .

técnicas de movilización de pacientes . , , http://www.auxiliar-enfermeria.com/movilizaciones.htm. .