Oxigenoterapia en Covid-19

El reciente brote ocurrido en China del SARS-CoV-2, ha causado gran conmoción a nivel mundial, cambiando radicalmente el estilo de vida de todas las personas, restringiendo todo tipo de encuentros sociales, cerrando comercios, realizando toque de queda en algunos lugares, incentivando el uso de cubrebocas, el quedarse en casa, entre muchas situaciones más, con el fin de evitar nuevos brotes. Alrededor del mundo, más de 130 millones de personas han sido contagiadas, de las cuales, el 14% desarrollan una enfermedad grave y más de 3 millones han fallecido.

La Covid-19, puede causar diversas manifestaciones como la tos, fiebre, congestión nasal, fatiga y cefalea desde la primera semana y la infección se puede agravar con disnea, síntomas torácicos graves y disminución en la saturación de oxígeno correspondientes a neumonía. En la actualidad, la administración de oxígeno terapéutico, es el mejor aliado para prevenir y aliviar la hipoxemia.

La oxigenoterapia, es la administración de oxigeno suplementario mayor a la del aire ambiental (21%), utilizado para la mejoría de la presión parcial de oxígeno en sangre arterial (PaO2) y la saturación parcial de oxígeno (SpO2). Cuando la PaO2 es menor de 60 mmHg, o la SpO2 es menor de 93%-95%, se administrará oxígeno para retornar a los valores normales.

Existen diversos materiales y procedimientos para poder brindar oxigenoterapia, y están divididos en dispositivos de flujo bajo, alto y mixto. Los primeros, son dispositivos que brindan menos de 40L/min de gas, y están indicados para pacientes con hipoxemia de leve a moderada, y con una dificultad respiratoria leve. Dentro de estos, los mas utilizados son: puntas nasales, mascarilla simple de oxígeno y mascarilla de oxígeno con reservorio. En los

segundos, el gas que proporcionan es mayor a 40 L/min, a diferencia de los de bajo flujo, proporciona gas en su totalidad, y el paciente solo inspira el oxigeno del dispositivo, a excepción de la Bolsa Ambú. Los dispositivos de alto flujo mas utilizados son: casco cefálico, incubadora, bolsa ambú, collarín de traqueotomía y la tienda facial. Por último, los sistemas mixtos, utilizan técnicas de bajo y alto flujo, compuestos por: las campanas de oxígeno, los tubos en T y las tiendas de oxígeno.

En la hipoxemia, siempre se tiene que optar en primera instancia a los dispositivos de bajo flujo, y de ser necesario, utilizar los de alto flujo. El oxígeno, al ser un medicamento podría tener graves complicaciones (p.e. toxicidad, descensos en la FC, FR, PaO2, fibrosis, etc.), por lo cual, se tienen que tener un diagnóstico clínico correcto para deducir la dosis y el tiempo de administración del gas adecuado.

Autor: Gabriel Morales Barrera

Referencias:

Avendaño, C., & Healthcare, G. (2020). Oxigenoterapia en pacientes adultos positivos para COVID -19. Grupo Distribuna. https://distribuna.com

Chica-Meza, C., Peña-López, L. A., Villamarín-Guerrero, H. F., Moreno-Collazos, J. E., Rodríguez-Corredor, L. C., Lozano, W. M., & Vargas-Ordoñez, M. P. (2020). Cuidado Respiratorio En Covid-19. Acta Colombiana de Cuidado Intensivo. doi:10.1016/j.acci.2020.04.001

Instituto Mexicano del Seguro Social. (2020, abril). Material de apoyo para equipos de respuesta COVID-19. http://educacionensalud.imss.gob.mx